La derrota llegó en el último encuentro de la fase de grupos. / HC Eurofarm Rabotnik

HC Eurofarm Rabotnik 25 (14+11): Chanevski, Ojleski, Markoski (4), Jotic, Petrovski, Ostroushko (8), Djukic (4); Mitrevski, Madzovski (1), Radovic (2), Shevelev (2), Vegar (1), Kukoski, Velkovski, Gradjan (1), Kuzmanoski (2).

Bidasoa-Irun 23 (15+9): Rangel, Cavero (2), Crowley, Serrano (2, 1p.), De la Salud (1p.), Renaud-David (4), Seri (9); Ledo, Zabala (1), Esteban Salinas (2), Barthe (1), Santano, Nieto (1), Tesoriere, Da Silva, Seri.

Parciales: 2-3, 5-7, 6-9, 9-11, 11-15, 14-15; 18-17, 19-18, 20-19, 22-20, 22-22, 25-23.

Árbitros: Brkic y Jusufhodzic (Austria). Excluyeron a Madzovski (2) y Vegar, por parte local, y a Esteban Salinas y a Renaud-David por parte bidasotarra.

Incidencias: Décima jornada de la fase de grupos de la VELUX EHF Champions League en Bitola ante unos 1.950 espectadores, cerca de una veintena de ellos guipuzcoanos.

El Bidasoa-Irun cerró con derrota la fase de grupos de la VELUX EHF Champions League. En un encuentro al que el equipo irundarra llegaba con el primer puesto de la liguilla conseguido, la igualdad fue la tónica dominante de los primeros compases hasta el 3-5 que estableció Rudy Seri en el séptimo minuto, que fue la primera diferencia del choque superior al gol. El lateral galo, con cinco tantos, fue el máximo realizador bidasotarra de la primera parte, en la que el equipo de Jacobo Cuétara, con las ausencias de Rodrigo Salinas, Jon Azkue, Kauldi Odriozola y Miloš Orbović, gozó de dos interesantes diferencias. La primera, con el 5-9 del minuto 14; y la segunda, la que el parcial de 0-4 llevó a los guipuzcoanos al 10-15 (minuto 24) con el que los guipuzcoanos respondieron al 10-11 normacedonio. Al descanso, un nuevo arreón inicial dejó el luminoso en 14-15.

Lejos de los parciales de la primera parte, en la que debutaron en la máxima competición continental los jóvenes valores Gorka Nieto y Martín Santano, la segunda mitad resultó mucho más igualada. Antes del primer parcial de la reanudación, el equipo local volvió a ponerse por delante en el marcador, circunstancia que no lograba desde el comienzo del partido (18-17, minuto 34). A partir de ahí, las pequeñas rentas fueron favorables para los normacedonios, aunque el Bidasoa-Irun llegó con opciones a los últimos minutos, gracias a ese último empate a 23. No obstante, un parcial final de 2-0 dejó los dos puntos en Bitola (25-23).

Tras este encuentro, el equipo de Cuétara afrontará tres partidos consecutivos de la Liga Asobal para cerrar la primera vuelta. El primero de ellos, este mismo miércoles en Artaleku ante Frigoríficos del Morrazo Cangas. La VELUX EHF Champions League regresará a finales de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here