«Muchos jugadores han pasado por nuestras manos y algunos han llegado a Primera División»

Cástor Llucia Gil, exentrenador del fútbol base y de equipos de fútbol sala de la comarca del Bidasoa

0
1033

Por las manos de Cástor Llucia han pasado cientos de jugadores de la comarca del Bidasoa. De una conversación con otros entrenadores de la época para organizar una cena, surgió la idea de ir más allá e intentar juntar a la mayoría de entrenadores que hasta el año 2001 entrenaron a algún equipo de base o de fútbol sala en la comarca del Bidasoa. En ello está, con más de medio centenar ya preinscritos y con algunos jugadores confirmados.

– Tiene usted una trayectoria digna de enmarcar…

En 1970, con 16 años, ya entrené a un grupo de chicos, en su mayoría del barrio de San Miguel con los que formamos el equipo Valcu. Ese mismo año organicé en El Pinar un campeonato de categoría benjamín. Las reuniones, sorteos… los celebrábamos en los bajos del Bar Esteban en El Pinar. Posteriormente, también con el patrocinio de Valcu, participamos en el torneo playero infantil de Hondarribia, pero nos ilusionaba ir a jugar a la playa de La Concha y conseguimos el patrocinio de Donuts con ayuda de material deportivo completo. En la playa de La Concha, con el nombre del C.D. San Marcial, conseguimos el campeonato en categoría alevín y quedar campeones de grupo en categoría infantil.

El siguiente paso, con la colaboración del recientemente fallecido hermano Ángel de La Salle, conseguimos ser el primer equipo que pudo participar en el selecto grupo infantil de campo, jugando nuestros partidos de casa en La Salle de Loiola. Hasta el año 1978 estuve entrenando, siempre en categorías inferiores, al C.D. San Marcial con varios patrocinios que yo mismo iba consiguiendo o ayudaba a conseguir, como Construcciones Zugasti, Construcciones Siec, Jugueteria JLG, etc. En 1979, una vez casado, y viviendo en Anaka, decidí ayudar entrenando a los escolares del Colegio Anaka y al incipiente club Txoko Maitea, que con mucho esfuerzo llevaba Roberto Vega. Conseguimos hacer un equipo campeón, con unos resultados espectaculares y un grupo de chicos estupendo. De lo que más orgulloso me siento, es que conseguimos que alrededor de 300 chicos y chicas estuvieran haciendo deporte en un barrio como Anaka, con alguna incursión de Amute y Mendelu. Por motivos de trabajo, tuve que dejarlo y el Txoko Maitea se fusionó con el Real Unión. Una vez que pude disponer de nuevo de algo más de tiempo, entrené al equipo alevín de la Sociedad Monte Jaizkibel, tambien de Anaka, y seguidamente para dar continuidad en categoría infantil a los jugadores que pasaban de categoría fundar el Club Deportivo Anaka, con la inestimable colaboración de algunos directivos de la Sociedad Monte Jaizkibel. La directiva la formamos Antonio Aldana, Francisco Benítez, Goyo Ramajo, Santi Rosa, Lorenzo Núñez, Julio Tizón, Javier Mariño y yo mismo, siendo yo el presidente. De nuevo, al tener que salir fuera a trabajar, tuve que dejar de entrenar, volviendo unos años después con el Adavi Eguzki en categorías cadete y juvenil. Acabando ahí mi trayectoria como entrenador de fútbol base.

Para matar el gusanillo, me volqué en el fútbol sala, donde también pasé unos años maravillosos, esta vez en categoría senior. Fundé el C.D. Kantoi de fútbol sala, con equipos en Segunda y Primera División Provincial y colaboré con el Bowling. Fuí a Brasil a seleccionar, convencer y traer a Irun a Emerson y Miltinho, dos de los mejores jugadores que han pasado por el fútbol sala vasco y la División de Honor nacional. También organicé el Torneo Ofi Donosti de fútbol sala con la participación de los equipos de Primera Provincial, Cafetería Klaxon, Bar Aralar y Ramón Vizcaíno, que contó en sus filas con Jesús Mari Satrústegui y Periko Alonso y del Bowling de División de Honor. ETB envió sus cámaras a Artaleku y dio un reportaje en los informativos.

Real Unión infantil con base de jugadores del Txoko Maitea tras la fusión.

– ¿De dónde surge la idea de reunir a la mayor parte de entrenadores con los que coincidió?

Todo comenzó de una forma inesperada, sin preparar. Estábamos hablando Koteli (José Ángel Errazkin) y yo de organizar una cena de cuatro de los entrenadores más antiguos del futbol base de la comarca del Bidasoa. El propio Koteli, entrenador del Racing (descubridor y primer entrenador de López Ufarte); mi hermano Paquirri y Josemi Álvarez (descubridor de Bixio Górriz en La Agrícola en alevines) de La Salle y San Marcial; y yo mismo, del San Marcial, Txoko Maitea y otros equipos. Esta cena está pendiente, pero yo quise hacer algo más importante y pensando en el resto de los entrenadores del fútbol base. Todos tenemos la misma importancia, ya que hemos influido en la formación de numerosos chavales (miles entre todos). ¿Por qué no intentar reunir al mayor número posible de entrenadores en una cena-reunión en la que recordar viejos tiempos?

– No solo han pasado miles de jugadores por sus manos, algunos, de hecho, han triunfado en el fútbol…

Es cierto, muchos jugadores han pasado por nuestras manos y algunos de ellos han llegado a Primera División o incluso a ser internacionales. Tenemos intención de que algunos de ellos estén presentes en la jornada con algunas actividades a concretar. De momento tenemos confirmada la presencia de los mundialistas Bixio Górriz y Roberto López Ufarte.

De memoria te puedo decir que en la comarca del Bidasoa estarían, además de los mencionados Górriz y López Ufarte, Jabo Irureta, Chuchi Hidalgo, Unai Emery, Kote Pikabea, David Billabona, Iñaki Berruet, Iñaki Descarga, Alberto López, Javi Garrido, Joseba Llorente, Iñaki Aizpurua y Manolo Cervantes. Espero que no se me olvide ninguno.

Equipo del C.D. San Marcial que ganó el torneo playero de La Concha.

– La idea, por lo que tengo entendido, es ir contactando con todos los entrenadores que recuerda, pero sé que les está resultando algo complicado…

Pese a las dificultades evidentes para poder contactar con los entrenadores en estos tiempos de confinamiento y no disponer de sus números de teléfono, ya tenemos a más de medio centenar de ellos preinscritos y un listado de otros casi 90 con los que estamos intentando contactar. En total tenemos «controlados» 140 entrenadores, pero sabemos que hay algunos más. Tenemos tiempo todavía para ir contactando con todos ellos, ya que la jornada no se podrá celebrar hasta que las condiciones del confinamiento y la seguridad sanitaria lo permitan. Aprovecho para solicitar ayuda a jugadores, entrenadores y familiares para que nos faciliten los contactos de los no preinscritos para poder explicarles cómo lo vamos a organizar y que pueda participar todo aquel que lo desee.

– ¿Hay algún tipo de condición para poder asistir a esa cena?

La única condición es que hayan entrenado al menos una temporada antes de 2001 a equipos de la zona federados o no con chavales de las categorías entre minibenjamín y juvenil.

– ¿Algún teléfono o correo de contacto?

Por supuesto, mi teléfono es el 695 78 64 71 y mi correo electrónico publima@yahoo.es. Pueden escribirme o llamarme sin problemas. Aprovecho también para dar las gracias a Bidasoa Deportes por el interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here